"Estrategia es la determinación de los objetivos a largo plazo y la elección de las acciones y la asignación de los recursos necesarios para conseguirlos" A. Chandler


La estrategia empresarial ha cambiado de la lucha clásica por lograr la mayor participación de mercado, a la configuración de escenarios dinámicos de oportunidades de negocios que generen riqueza, a proponer enfoques estratégicos audaces para mantenerse en un nuevo mundo de ecosistemas empresariales que constantemente tenemos que explorar y analizar.

Hoy una Estrategia debiera tener al menos cinco atributos para ser realmente una estrategia:
  • Que se pueda medir.
  • Que se pueda controlar.
  • Que consuma recursos.
  • Que tenga un objetivo claro.
  • Que se le pueda asignar un responsable





Un concepto y una metodología:


Esta metodología de Canica no es un sistema más; es la única manera de desarrollar los objetivos de una estrategia de un modo evolutivo y no estático. Una metodología que describe las acciones a realizar, facilitando un esquema que asigna las tareas y un sistema tecnológico que mide, detecta y controla las variaciones de ese objetivo, sin perder la esencia de la estrategia y coherente con los criterios para los que se ha establecido ese método.


La comunicación fractal como metodología de evolución y adaptación a los modelos sociales:

Canica ha credo un sistema sencillo pero extremadamente riguroso que permite asegurar al cliente que SUS VALORES PERDUREN Y EVOLUCIONEN EN EL TIEMPO de modo que sea el propio cliente quien decide cuándo un valor ha caducado y no el propio tiempo.
Esta metodología es un sistema que estudia y controla los ritmos de cualquier valor, que nos permite elegir el momento en el que éste debe evolucionar. Para ello, disponemos de unos mecanismos –Puntos de Análisis- que nos permiten proyectar ese punto hacia la línea que marca el recorrido de la evolución del valor.
El Punto de Análisis incide en un momento concreto en el tiempo en la evolución del valor y esa conexión será la que nos dé las claves del equilibrio temporal y evolutivo de nuestro Valor. Esos mensajes -el Retorno- nos ayudará a decidir si es el momento de tomar decisiones estratégicas que haga crecer, evolucionar o cambiar el valor para que no caduque:  
¿Vamos por el camino adecuado? 
¿Qué elementos podemos incorporar? 
¿Mejorarán el ritmo de crecimiento del valor o lo cambian? 
¿Aplicamos nuevas herramientas? 
¿Qué nos pide el usuario? 

Si el Retorno nos indica que es necesario un cambio, os encontraremos en lo que llamamos Punto de Evolución, desde el que se tomará otro rumbo diferente y propio, dejando claro por qué se hizo, qué clave nos ayudó a dicho cambio y hacia dónde nos dirigimos.